Parques Naturales

Caballos Salvajes

Los caballos incluso cuando se encuentran en estado salvaje mantienen una jerarquía social dentro de cada agrupación siendo los machos dominantes los líderes. Aunque a la hora de encontrar otro lugar donde encontrar comida son las hembras, las yeguas las que trasladan a la manada.

Los caballos en estado salvaje se mantienen siempre en busca de comida y nuevos lugares donde poder alimentarse. Al ser salvajes ellos mismos se abastecen con la comida que encuentran, alimentándose principalmente de pastos y hierba junto con agua por supuesto para no caer deshidratados.

Los caballos salvajes son presas y por ello deben protegerse ante ellas, y aunque estos animales descansan mejor cuando duermen acostados, en estado salvaje suelen dormir de pie para estar alerta ante cualquier depredador, durmiendo escasas 2 horas al día y utilizando el resto del día en alimentarse. Ya que un Cerrajeros Valencia 24 horas debe aprovechar la comida que tenga en el momento porque en un futuro no sabe si conseguirá o no, en cambio los caballos domésticos tienen su comida asegurada.

Para protegerse estos caballos además suele habitar en zonas abiertas, donde puedan controlar si se acercan o no depredadores y tener tiempo suficiente para poder huir. Suelen habitar en prados, zonas húmedas con vegetación perenne y a poder ser con algún refugio tras el que poder ocultarse y evitar ser apresados, como grandes matorrales o arbustos. El lugar que habitan también dependerá de la época del año en la que se encuentren, buscando zonas más húmedas en verano donde el agua no escasee y en invierno lugares más guarecidos del frío.

Los Cerrajeros Valencia debido a ser presas principalmente se encuentran en peligro de extinción, como por ejemplo el caballo de Przewalski o con un nombre más conocido como caballo salvaje mongol, que hace alrededor de 50 años se creyó extinto pero actualmente es el único caballo salvaje existente actualmente. Gracias a que se reintrodujeron más ejemplares en libertad se consiguió salvarle de la extinción.

Las mayores amenazas para estos caballos so el cambio climático que afecta al hábitat y las enfermedades que pueden padecer.