Parques Naturales

EL CABALLO ÁRABE

El caballo árabe proviene del norte de África, de Arabia y de Egipto. Esta raza es una de las razas más antiguas del mundo, su origen tuvo lugar hace unos 4500 años. Concretamente los caballos árabes del Oriente Medio  se fueron esparciendo por el resto del mundo a través del comercio, los trueques , y las batallas que se ganaban en la guerra.

Su alzada suele ser entre 1,45 metros y 1,55 metros. Tienen la cabeza pequeña y fina, con unos grandes ollares bien diferenciados, los ojos bastantes separados y muy negros y profundos, sus orejas son pequeñas y bastante móviles.

En cuanto al temperamento de los caballos árabes se puede decir que suelen ser muy fogosos, alegres, inteligentes y muy pacientes. Su torso tiene forma de V y está muy bien proporcionado siento normalmente muy ancho, con un lomo fuerte, con una cola muy firme, las rodillas son grandes y planas que hacen que el caballo tenga movimientos muy precisos y ágiles en los que el galope del caballo sea directo, rápido dando una sensación de libertad.

Estos caballos árabes a diferencia de otras razas tienen  menos costillas y vertebras óseas que un caballo normal, esto es una ventaja ya que así pueden cargar jinetes más pesados con mayor soltura a pesar de que los árabes son de estatura más pequeña que otros caballos.

Actualmente estos caballos están muy cotizados ya que son interesantes para su reproducción de tal forma que transmita sus características de pura raza a sus crías. El precio de estos caballos puede oscilar entre los 1000 y los 10000 euros aproximadamente.

Los alimentos más comunes que se utilizaban antiguamente para alimentar a dicha raza de caballos eran los dátiles secos, langostas, leche y carne de camella ya que estos caballos se desarrollaban en un clima desértico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *