Parques Naturales

Parque Nacional Tayrona, un paraíso en Colombia

Entre las montañas más impresionantes y las más hermosas aguas del mar Caribe, un lugar de ensueño, un rincón para perderse en él y no querer escapar. Si hay un espacio maravilloso en Colombia es el Parque Nacional Tayrona. Un rincón de aspecto tropical, con formaciones de coral, playas de arenas blancas, lagunas y manglares ¿Se puede pedir más?

Situado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más elevada del planeta y adornado con maravillosas bahías, ensenadas y bosques, este parque es una auténtica joya para los amantes de la naturaleza. Son 15.000 hectáreas, 3.000 de ellas marinas que forman una de las reservas ecológicas más importantes de Sudamérica. Especies vegetales y animales únicas habitan en este parque, de una biodiversidad asombrosa.

Un parque con dos zonas bien diferenciadas, una de bosque tropical y otra de auténtica jungla. Pero no es lo único que ofrece al maravillado visitante. Aquí se pueden encontrar las más hermosas playas del Caribe, playas que permanecen prácticamente vírgenes. Y, junto a ellas, interesantes restos arqueológicos y poblados indígenas que aún mantienen sus más ancestrales tradiciones.

Este parque ofrece, además, algo extraordinario: la posibilidad de bucear en unas aguas absolutamente fascinantes, sobre todo en las zonas de Bahía Concha, Neguanje y Cañaveral. Y es que si hay algo tan hermoso como lo que se ve a simple vista haciendo senderismo en el Parque de Tayrona es lo que se puede observar a unos metros bajos sus cristalinas aguas.

Una auténtica maravilla en la que se puede pernoctar, ya que dentro del parque hay zonas de acampada y pequeños alojamientos. Pero también se puede aprovechar alguna de las excursiones programadas que parten desde la cercan Santa Marta, situada a apenas 40 kilómetros y que llevan por lo más destacado del parque.

El Parque Nacional Tayrona es, sin duda, uno de los lugares de visita obligada si se viaja a Colombia.